Nombres de estrellas y constelaciones: nueva tendencia en nombres de bebés

nombres_estrellas_para_niñosCada vez hay más gente que quiere salir de lo normal y que se aburre con lo de siempre y eso lo extienden también a los nombres de sus hijos. Entre muchas otras tendencias queremos destacar la de buscar nombres de estrellas, planetas y constelaciones para elegir el nombre del futuro retoño. Es una opción que, en lo personal, nos gusta mucho ya que la mayor parte de los nombres escogidos para designar estrellas, constelaciones y planetas están relacionados con la mitología clásica y tienen historias fascinantes detrás.

Además, es muy bonito poder decirle a tu hijo o hija que lleva el nombre de una estrella o una constelación ya que dará lugar a muchas historias y conversaciones y cuando estéis bajo el cielo nocturno, le podrás indicar dónde se encuentra el astro que tiene su mismo nombre.

Nombres de estrellas para niño

Altair. Es la estrella más brillante de la constelación del águila a la que también se conoce con el nombre de Aquilae. Según la mitología griega, solo el águila es capaz de mirar al sol de frente y por ello fue el animal encargado de transportar a Ganímedes, copero favorito de Zeus, hasta el Olimpo para que fuera el copero de los dioses.

Cástor. Tiene origen griego y hace alusión a los gemelos de la mitología Cástor y Pólux, hermanos de la hermosa y conocida Helena de Troya. Además, es el nombre de una de las estrellas que conforman la constelación de Géminis, como no podía ser de otra manera.

Fénix. Procede del griego y hace referencia a la famosa ave mitológica que renace de sus cenizas y que aparece en varias culturas a lo largo del tiempo. Es el nombre de una constelación descubierta en el siglo XVII y que solo es visible desde el hemisferio sur.

Jano. Es uno de lo satélites naturales de Saturno. Su nombre hace referencia al dios romano de los comienzos, las puertas, los finales y las transiciones.

Leo. De por sí ya es un nombre cada vez más popular entre los niños. Es de origen latino y quiere decir «león», representando por tanto a la constelación de Leo. Si además tu hijo nace bajo este signo del zodiaco redondearías la jugada.

Orión. Es un nombre que se está haciendo más común conforme pasa el tiempo. Representa a un gigante cazador que acompañaba a la diosa Artemisa y que siempre llevaba con él a sus dos perros que dan también nombre a dos constelaciones, Canis Minor y Canis Maior.

Pólux. Quiere decir «amabilidad» o «amable» en griego y su historia es semejante a la de Cástor , su hermano gemelo al que hemos mencionado más arriba en relación a la constelación de Géminis.

Régulo. Es la estrella que más brilla en la constelación Leo y quiere decir «pequeño rey» en latín. Antiguamente se creía que esta estrella regía los asuntos celestiales, de ahí su nombre.

Sirio. Hace referencia a la estrella más brillante de la constelación Canis Maior y la que se ve con mayor facilidad desde casi cualquier punto de la Tierra. Aunque se sabe que este nombre ya existía en la Grecia del siglo VII a.C., se cree que su origen es más antiguo y quizá fuera importado de otro sitio.

Umbriel. Es uno de los satélites de Urano y es de los pocos cuerpos celestes cuyo nombre no tiene su origen en la mitología griega. Umbriel es uno de los personajes que aparecen en el poema «El rizo robado» de Alexander Pope.

nombres_estrellas_para_niñas

Nombres de estrellas para niña

Adhara. Es una de las estrellas que forman parte de la constelación Canis Maior y su nombre quiere decir «flor de azahar» en árabe.

Alcíone. Es el nombre de un grupo de estrellas de la constelación Tauro. Lleva el nombre de una de las pléyades, las hijas del titán Atlas y la ninfa del mar Pléyone, que fue madre de varios de los hijos de Poseidón, el dios del mar.

Andrómeda. Es el nombre tanto de una galaxia como de una constelación. Andrómeda era la esposa del héroe Perseo con quien tuvo varios hijos después de que éste la rescatara de ser devorada por un monstruo marino.

Bianca. En este caso estamos ante el nombre de un satélite de Urano, Su nombre no procede de la mitología clásica sino de la obra de Shakespeare «La fierecilla domada».

Ceres. Es un planeta situado entre las órbitas de Marte y Júpiter. Toma su nombre de la diosa romana de la agricultura, la fecundidad y la cosecha.

Dafne. Es un satélite que se encuentra entre los anillos de Saturno. Su nombre procede de la mitología griega en la que Dafne era una ninfa a la que su padre el dios río Ladón transformó en laurel para ayudarla a escapar de Apolo.

Electra. Es una de las estrellas del conjunto de las Pléyades que se encuentran en la constelación Tauro. Su nombre se encuentra en la guerra de Troya ya que era una de las hijas de Agamenón, rey de Micenas, y Clitemnestra.

Julieta. ¿Sabías que la protagonista de una de las historias de amor más conocidas del mundo también da nombre a uno de los satélites de Urano?

Leda. La madre de Cástor, Pólux, Helena de Troya y Clitemnestra da nombre a una de las lunas del planeta Júpiter. Es conocida por las representaciones que hay de ella manteniendo relaciones con Zeus en forma de cisne.

Nereida. Este satélite de Neptuno toma su nombre de las nereidas, las ninfas del mar Mediterráneo en la mitología griega e hijas de Nereo, dios de la olas del mar.

Como ves, hay un sinfín de posibilidades en el cielo nocturno para escoger el nombre de tu bebé y mil historias fascinantes detrás de cada planeta y estrella. Anímate a descubrirlas.